15 dic 2015

CEOE: Hay que continuar con la moderación salarial para aumentar competitividad y creación de empleo

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) en el mes de noviembre ha sido del 0,3%, cuatro décimas superior a la del mes anterior. La inflación subyacente aumenta una décima hasta el 1,0% en términos interanuales. La variación mensual en noviembre ha sido del -0,4%.

La inflación comienza a moderar su descenso debido a cierta contención en el ritmo de caída de los precios energéticos y a la progresiva recuperación de la inflación subyacente, aunque todavía no logra compensar el efecto del descenso de los primeros (fundamentalmente carburantes y lubricantes, pero también electricidad y gas). La inflación general sin productos energéticos sería del 1,1%. 

El Índice de Precios de Consumo Armonizado también aumenta cinco décimas y sitúa su tasa anual en el -0,4%. España acumula más de dos años con una inflación por debajo del promedio de la Unión Monetaria (indicador adelantado de 0,1% en noviembre), prolongando la ganancia de competitividad-precio con la Zona Euro, aunque el diferencial se reduce sensiblemente en este último mes (0,5 puntos).

Aunque la inflación se mantiene en tasas negativas, todo apunta que en el mes de diciembre se situará ya en tasas positivas. Por un lado, el descenso de los precios de los productos energéticos será cada vez menor en tasa interanual a medida que el precio del petróleo se sitúe en niveles similares a los del año anterior, lo que podría ocurrir a partir de enero de 2016 (enero 2015: 47,8$/barril). Por otro lado, la inflación subyacente continuará su gradual avance. Con todo ello, las previsiones de CEOE apuntan una variación de los precios negativa para el conjunto del año 2015, en torno al -0,5%, finalizando diciembre en torno al 0,2%. 

Dado que la inflación en Europa también está siendo muy baja, conviene recordar que cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía española. Por ello, se debe continuar con la moderación salarial para seguir aumentando la competitividad y favorecer la creación de empleo.